Sacramento de la Reconciliación / Confesion

Las Confesiones son todos los martes de 6:00pm-7:00pm en la Iglesia

El pecado daña nuestra relación con Dios y daña la comunión con la Iglesia. La conversión del corazón es el principio de nuestro viaje de regreso a Dios. Litúrgicamente esto sucede en el sacramento de la Penitencia. En la historia de la Iglesia , este sacramento se celebra de diferentes maneras. Bajo los cambios, siempre ha habido dos elementos esenciales : los actos del penitente , y los actos de Cristo a través del ministerio de la Iglesia . Ambos van de la mano . La conversión debe implicar un cambio de corazón, así como un cambio de acciones. Tampoco es posible sin la gracia de Dios.

Durante la Cuaresma, muchas parroquias hacen un esfuerzo especial para alentar a los católicos a celebrar el Sacramento de la Penitencia , también conocida como la reconciliación o, más popularmente , la Confesión. Para los católicos que no han celebrado el sacramento en un tiempo, sobre todo aquellos que han estado alejados de la Iglesia , la Cuaresma es un momento excelente para que se reconcilien con Dios y con la Iglesia.

¿Qué puede esperar una persona cuando van a confesarse ?
Serán recibidos por el sacerdote, que por lo general lee algo de la Escritura . La persona confiesa sus pecados, el sacerdote puede ofrecer apoyo y orientación para el crecimiento moral y espiritual de la persona. El sacerdote da una penitencia y pide a la persona decir un acto de contrición . Entonces el sacerdote , representando a Cristo, otorga la absolución.

Durante el Adviento y la Cuaresma algunas parroquias tienen penitenciales comunitarias que preceden a las confesiones individuales. Estos servicios nos recuerda que el pecado , aunque personal, debilita a toda la comunidad de la iglesia. Las personas que han estado fuera de la Santa Cena se preocupan que ya no saben cómo ir a confesarse . En ese caso , deben informar al sacerdote que ha pasado un tiempo desde que han recibido el sacramento y piden ayuda para hacer una buena confesión. El sacerdote le guiará a través del ritual. Muchas personas experimentan una gran paz y consuelo espiritual después de hacer una buena confesión. Su encuentro con un Dios amoroso y misericordioso les da fuerza renovada y capacidad de regresar Dios y alejarte del pecado .

¿Cómo hacer una buena confesión?
La confesión no es difícil, pero requiere preparación. Debemos comenzar con la oración, poniéndonos en presencia de Dios, nuestro Padre amoroso. Buscamos la curación y el perdón a través del arrepentimiento y la decisión de no pecar más. Luego revisamos nuestras vidas desde nuestra última confesión, buscando nuestros pensamientos, palabras y acciones para lo que no cumple con el mandamiento de Dio de amarlo a El y a otros, atraves de sus leyes y las leyes de la Iglesia.  Esto se llama examen de conciencia.

Para hacer un examen de conciencia:

  • Comience con una oración pidiendo ayuda a Dios.
  • Revise su vida con la ayuda de algunas preguntas basadas en los 10 mandamientos.
  • Dile a Dios lo arrepentido que estás por tus pecados.
  • Haz una firme resolución de no volver a pecar.

Examen de conciencia
Recuerde sus pecados. En oración, pregúntate a ti mismo lo que has hecho con pleno conocimiento y pleno consentimiento en contra de Dios y los mandamientos de la Iglesia.

  • ¿Rezo a Dios todos los días? ¿He dado gracias a Dios por sus dones para mí?
  • ¿Puse mi fe en peligro a través de lecturas contrarias a las enseñanzas o la participación en sectas no católicas Católicos? ¿He tenido prácticas supersticiosas: lectura de palmas o de la adivinación?
  • ¿He tomado el nombre de Dios en vano? ¿Me maldigo o tomar un juramento falso?
  • ¿Me he perdido la misa los domingos y fiestas de precepto por mi culpa? ¿Estoy atento a la misa? ¿Me mantengo ayuno y abstinencia en los días prescritos?
  • ¿He desobedecido a mis padres y superiores legítimos en asuntos importantes?
  • ¿Me gusta o pelea con nadie, ni deseo de venganza? ¿Me niego a perdonar? Estaba irrespetuoso?
  • ¿Me emborracho? ¿He tomado drogas ilícitas?
  • ¿Acaso voluntariamente miro pornografía, entretener pensamientos impuros o participar en conversaciones o acciones impuras? ¿Usé medios artificiales para evitar la concepción?
  • Estaba infiel a mi esposo? ¿He tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio?
  • ¿He robado o daños a la propiedad ajena? ¿He sido honesto y justo en mis relaciones de negocios?
  • ¿He respondido a las necesidades de los pobres y respetar la dignidad de los demás?
  • ¿Te dije mentiras? Pequé por la calumnia o la maledicencia, la de los demás? ¿Yo juzgo a los demás temerariamente en cosas serias?
  • ¿He envidiado a otras personas?

Rito de la Reconciliación
La reconciliación puede ser cara a cara o anónimamente, con una pantalla entre tú y el sacerdote. Elija la opción que es la más cómoda para usted.

  • El sacerdote le da una bendición o un saludo. Se puede compartir un breve pasaje de la Escritura.
  • Hacer la señal de la cruz y decir:
  • Mi última confesión fue…” (Diga el número de días, meses o años.)
  • Confiese todos sus pecados al sacerdote. El sacerdote le ayudará a hacer una buena confesión. Si no está seguro acerca de cómo confesar o no se siente seguro, justo pedirle que le ayude. Responda a sus preguntas sin ocultar nada por miedo o vergüenza. Ponga su confianza en Dios, Padre misericordioso, que quiere perdonarte.
  • Después de su confesión de los pecados, digo: “Lo siento por ellos y todos mis pecados.”  El sacerdote le asigna una penitencia y ofrece consejos para ayudarle a ser un mejor católico.  Di un acto de contrición, expresando su arrepentimiento por sus pecados. El sacerdote, que actúa en la persona de Cristo, entonces usted absuelve tus pecados.

ACTO DE CONTRICIÓN
Dios mío, con todo mi corazón me arrepiento de todo el mal que he hecho y de todo lo bueno que he dejado de hacer. Al pecar, te he ofendido a ti, que eres el bien supremo, digno de ser amado sobre todas las cosas.  Propongo fi rmemente con la ayuda de tu gracia, hacer penitencia, no volver a pecar y enmendar mi vida. Señor, por los meritos de la Pasión de nuestro Salvador Jesucristo, apiádate de mí.  Amén.

 

NEED To fix this link? 

GUIA PARA EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN